Qué ver en Zagreb

Zagreb es la capital del país, con alrededor de un millón de habitantes. La ciudad esta dividida por una colina. Los lugareños conocen las dos partes de la ciudad como “Gornji Grad” Ciudad Alta y “Donji Grad” Ciudad Baja. Mientras la zona baja es una ciudad edificada con trazos rectilíneos, donde se podrán ver grandes avenidas con zonas verdes y fachadas austriacas, en la zona alta de forma más desordenada, se disfrutará de iglesias y palacios barrocos.

Pasear es totalmente seguro a cualquier hora del día por esta ciudad con alma de pueblo. Todos los puntos son accesibles a pie, sin tener que tomar ningún transporte público, a menos de que se quiera, aunque coger el funicular para subir a la Ciudad Alta, es una buena experiencia.

Ciudad Baja

El punto más importante de “Donji Grad” es la Plaza Nikola Zrinski, siempre perfecta para poder descansar en sus zonas verdes, refrescándose con el agua de sus fuentes y disfrutando de la tranquilidad. A su alrededor encontramos el Museo Arqueológico, sin ningún tipo de motivación en su interior para entrar a menos de que se este muy interesado en la arqueología.

Ciudad Baja de ZagrebLa plaza Nikola se transforma en la Plaza Strossmayer y en el medio separando ambas esta la maravillosa Academia de las Artes y las Ciencias de estilo neorrenacentista. En su interior los amantes de la pintura encontraran obras de Goya, Durero, El Greco…

Al otro lado de la Plaza Strossmayer, empieza la Plaza del Rey Tomislav que cuenta en su interior con el metálico Pabellón de la Artes y la Estatua Ecuestre del Rey Tomislav.

La otra zona que no hay que perderse estaría situada alrededor de la Plaza Mazuranic. A sus alrededores se puede encontrar el Jardín Botánico, el Museo Etnográfico donde se exponen entre otras cosas una colección de trajes regionales, el Museo de Artes Decorativas con una buena colección de arte sacro, el Jardín botánico y el Teatro Nacional.

Ciudad Alta

catedral de zagrebA medida que se sube hacia la derecha, se podrá encontrar la plaza de la Catedral. A la derecha se puede admirar el Palacio Arzobispal del S.XVIII y justo de frente la Catedral de la Asunción de la Virgen con sus dos imponentes torres. Alrededor se pueden observar los muros que se levantaron para protegerla del ataque de los turcos.

Para seguir subiendo a la ciudad alta, se puede optar por subir andando o coger el funicular construido en 1891.

Una vez arriba y para situarse en el mapa, conviene comenzar por la solemne Torre Lotrscak, torre construida como defensa y desde donde se pueden apreciar unas vistas increíbles de la ciudad. Justo detrás se encuentra la Plaza de Katarinin desde la cual podemos acceder a la Iglesia de Santa Catalina, que bien merece una visita a su interior ya que su interior barroco no desmerece el tiempo empleado. Una vez en la plaza San Marcos, uno de los lugares más mágicos de Zagreb, se podrá observar a un lado el Palacio del Ban del S.XIX, donde vivian los virreyes de Croacia, al otro el Parlamento y en el medio la Iglesia de San Marcos, con su increíblemente llamativo tejado.

Seguido, lo mejor que se puede hacer es perderse por las callejuelas y admirar los edificios que las vigilan, se podrán encontrar talleres, palacios, conventos… para por último acercarnos al Museo de la Ciudad de Zagreb, situado dentro de un Convento de Clarisas. En el se podrá disfrutar de una exposición de la evolución de la ciudad a través de los años.

Noche de Zagreb

Después de una día cultural por ambas “Grad”, lo mejor es desconectar asistiendo a uno de los variados espectáculos de Jazz y Blues que se pueden encontrar en la ciudad, como el BP Jazz Club situado en la calle paralela a la Plaza Nikola Zrinski o salir a probar las distintas cervezas y vinos calientes que nos ofrece la ciudad como en Zlatnio Medo en la calle Savska Cestao que sale de Plaza Mazuranic o en Tolkien´s House situado en una calle paralela a la Catedral.

No hay que esperar noches alocadas con grandes discotecas y música electrónica (que también hay), sino noches más auténticas, rodeados de buen ambiente, cerveza y sobretodo Jazz.