Consejos para la estancia en Croacia

•Para cambiar dinero lo mejor es escoger una de las múltiples casas de cambio que encontraremos en las ciudades comparando antes precios ya que suelen tener una competencia brutal.

•El agua de Croacia es de calidad y se puede beber perfectamente, así que no hay por qué comprar agua embotellada, aunque si se es flojo de estomago mejor no probar aguas distintas e ir a lo seguro.

•Los restaurantes están amoldados a los turistas con distintos horarios de comidas y se podrá acceder a ellos desde las 11 de la mañana hasta las 12 de la noche sin ningún problema.

•Si ve algún monumento o museo cerrado en el horario de apertura, pregunte a algún autóctono que pase cerca y este le indicará quién tiene las llaves y abrirán inmediatamente. Los encargados a veces son simplemente vecinos que se hacen cargo de las llaves.

•No se olvide sandalias de plástico para bañarse en las calas, playas y acantilados, ya que la mayoría de las playas son de rocas y puede ser molesto si no se está acostumbrado.

•Una forma de alojamiento a tener muy en cuenta son las habitaciones de alquiler. Suelen ser céntricas y conviviendo con gente local.

•Un perfecto recuerdo para llevarse de Croacia, son sus maravillosos bordados o una corbata, que por si no lo sabía fue inventada en este país.

•Una buena sonrisa con un bog (pronunciado bogu) que significa hola, nos hará más fácil cualquier comunicación con los croatas y hará ganarnos una sonrisa.

•En cuestión de precios el país se divide en dos. En temporada alta los precios puede ser cuatro o cinco veces superiores a los de temporada baja.

•La mejor temporada para visitar el país es la primavera y el otoño. El clima acompaña, los campos están preciosos y evitaremos las multitudes.

•Croacia es un país con zonas naturales muy frágiles las cuales hay que ayudar a preservar. Tendremos que dejar cualquier paraje como lo encontramos. A veces no encontraremos papeleras en los Parque naturales, lo que nos obligará a guardar nuestros desechos, pero nunca tirarlos al terreno.

•Los transportes de primera hora de la mañana y de última hora del día suelen llenarse con facilidad, con lo que sería conveniente comprarlos el día anterior si es posible.

•A la hora de pedir las cervezas hay que especificar muy bien el tamaño que se quiere, si no nos plantarán la de medio litro.